lunes, 18 de junio de 2012

¡ El Experimento Henrique, el Experimento !

Ignacio Gainzarain -- @igaztelu 

Este artículo está dedicado a los estudiantes de 5to año de bachillerato y al Candidato de la Educación.

La Verdad es el Camino
En bachillerato nos preguntaron cosas como:

¿Jugó el telescopio un papel en el derrumbe de la teoría que decía que todas las estrellas y planetas giran en torno a la tierra?   ¿Cambió el radar el giro de las batallas marítimas entre ingleses y alemanes en la segunda guerra mundial?  ¿Fue la bomba atómica un “disuasivo” efectivo en la guerra fría?

Y los buenos maestros nos fueron explicando como estos aparatos fueron fruto de muchos “experimentos”, siendo algunos de ellos determinantes al marcar la “diferencia” entre el antes y después, entre pasado y futuro, entre éxito o fracaso.
Nuestra historia electoral también requiere de experimentos para “desmontar” el proyecto de dominación cultural que intenta afianzar el Régimen.

Pero, ¿cuál es el marco donde debemos pensar un experimento sencillo pero demoledor?

Esta pregunta trae otras: ¿Es el miedo un factor difícil de superar?  ¿Cuántas veces no hemos escuchado que los grandes medios se “autocensuran” por el temor a medidas arbitrarias de Conatel y Seniat? ¿Es la mentira un objetivo a desenmascarar?

Bueno, así como los grandes medios se autocensuran luego de ver como han cerrado a sus competidores, tenemos que un importante sector de la población también se inhibe en el momento clave de la elección, es decir, “a la hora de pisar el botón del futuro presidente”. Y se basan en el mismo razonamiento que usan los grandes medios: vi a mi vecino perder su trabajo, y yo no quiero ser el siguiente.

Y así, el miedo de las grandes empresas está atado directamente al miedo de los electores que dependen del gobierno. Si se le garantiza a los electores que voten sin miedo, entonces, cambiará la suerte de las empresas y los distintos grupos sociales.

Ese es el marco de nuestro experimento.

Candidato de la Educación: ¿se le ha pasado por la mente que con un EXPERIMENTO bien planteado se podría demostrar si las Captahuellas hacen lo que el CNE dice que hacen, o por el contrario, se demuestra que el CNE y el Gobierno Central le han mentido al país desde el 2004?.

En artículos anteriores (ver enlaces al final) se explicó para qué sirven las captahuellas, y por qué el CNE miente cuando dice que garantizan “UNA persona – UN voto”.

Candidato de la Educación, el EXPERIMENTO propuesto para ver si las captahuellas sirven o no es el siguiente:

Se instalan 500 captahuellas con sus respectivas laptops en el perímetro techado del estadium universitario de Caracas. Se convoca a 10.000 voluntarios mayores de edad, inscritos en el registro electoral, para que en grupos de 20 se coloquen en las 500 colas de las captahuellas. Cabe destacar, que el día de las elecciones tendremos casi 45.000 captahuellas instaladas en el país, y que fácilmente cada segundo más de 1.000 de ellas solicitarán la identificación simultáneamente de los pulgares que tienen en los aparatos.

Una vez que estén los 500 funcionarios del CNE listos, y los 500 “observadores-anotadores” presentes, se procede a iniciar el Experimento en cada cola.

Y el experimento es: cada persona al llegar a la captahuella entrega su cédula de identidad al observador-anotador, y pasa a poner el dedo pulgar derecho en la captahuella. El funcionario del CNE que está en la laptop, una vez que esté correctamente puesto el pulgar oprime el botón para identificar al ciudadano. Acto seguido, el observador-anotador apunta en su planilla, en el caso de que la captahuella identifique a la persona, el “tiempo de duración” de la identificación y si la persona identificada es la que aparece en la cédula que tiene en su mano; y si el aparato no identifica a la persona, anota “votante no identificado por el sistema”.

Cuándo terminen las 20 personas, el “observador-anotador” selecciona a 5 de ellas y las envía a la cola ubicada a su derecha con el objeto de que intenten volver a “votar”. Así como el envió a 5 voluntarios a la cola de su derecha, el recibe a 5 de la cola de su izquierda. Procede igual que antes, pero con el objetivo de saber si la captahuella detecta que la persona ya “votó”.

Al finalizar esta segunda ronda, se transcriben los resultados de las 500 planillas en un excel sencillo, y se contabilizan personas correctamente identificadas, personas no identificadas, personas detectadas tratando de votar por segunda vez, y los tiempos totales de cada ronda.

En este punto es necesario que el lector se detenga un momento. El detalle de este experimento es que el funcionario del CNE no introduce el número de la cédula en la laptop. El solo le pide al voluntario que ponga su pulgar derecho en la captahuella y espera a ver si la laptop le dice quien es esa persona. El “observador-anotador” chequea si la persona que aparece en la laptop es la de la cédula que tiene en la mano, o si simplemente el aparato no logra identificar a la persona. Aquí está el punto clave: la captahuella deberá comparar la huella del pulgar del voluntario contra las 19 millones de huellas electrónicas de pulgares derechos.

Con el excel, se procede a evaluar si el sistema de identificación logró la tarea o no lo la logró.

Como solo hay 20 personas en cada una de las 500 colas, queda claro que para que el “aparatico” pase la prueba, el Experimento global no puede durar más de cinco minutos, y debe identificar exitósamente al 99% de los voluntarios, así como detectar al 99% de los que intenten pasar por segunda vez. Es decir, el sistema en 5 minutos deberá manejar adecuadamente a 10.000 electores.

Como ve Candidato, el experimento es muy sencillo, puede ser visto en TV en vivo y directo, y en esencia lo que requiere es voluntad por parte de su Comando Electoral, y la cooperación de la autoridad competente, ésa que día a día nos dice por radio, prensa y TV que este sistema es el mejor del mundo.

La Educación a diferencia de la Capacitación, está obligada a promover valores y principios, destacando entre ellos la búsqueda de la Verdad, y la honestidad para reconocer lo que está bien y lo que no está bien. Y esto aplica aquí, porque se nos ha querido vender que este sistema garantiza un principio fundamental de una elección auténtica: “UNA persona UN voto”. Y esto, o es verdad, o simplemente es una gran mentira.

Candidato, por su integridad moral y política, ordene a su Comando Electoral a que exija al CNE realizar este sencillo EXPERIMENTO, mire que si el “aparatico” pasa la prueba, entonces cualquier elector podrá votar en cualquier centro, mientras que si no la pasa, entonces usted se dará el gustazo de exigir el retiro inmediato de las captahuellas y la renuncia irrevocable de los directivos del CNE por engaño al país.

Candidato, como dice la Biblia, “no se puede servir a Dios y al Diablo al mismo tiempo”. Y el País Henrique, quiere a un servidor de Dios.


Nota sobre las Comisiones Electorales de la MUD y del Comando del candidato:  
¿Sabía Candidato, que en estas comisiones hay, por un lado, personas que fueron importantes funcionarios de este CNE, participantes en el montaje de este perverso sistema electrónico, y que por otro, tenemos a un importante proveedor de la PDVSA "roja rojita"?

Artículos anteriores
:
La Captahuella como Falacia del CNE y Pecado de las Élites Electoreras”
(
http://gainzaedmat.blogspot.com/2012/05/la-captahuella-como-falacia-del-cne.html)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada